ANÁLISIS RER vs NES/GSP: HORIZONTE A LARGO PLAZO

A finales de la primera década del siglo XXI, los detractores de la integración masiva de las energías renovables durante mucho tiempo argumentaron que los precios de generación renovable por MWh eran onerosos y escandalosos para un país en vías de desarrollo como el Perú. Se escandalizan por los precios obtenidos en la primera subasta RER, pero aceptan silenciosos que el capricho electoral de Ollanta Humala de construcción del GSP, para alimentar las centrales térmicas del NES, podría costar a los contribuyentes y usuarios eléctricos casi 19 mil millones de dólares bajo las estimaciones más optimistas y más de 23 mil millones en el caso más pesimista. Sencillamente una comparativa que sonroja a cualquier analista energético con algo de honestidad intelectual. Hoy a finales del año 2017, a menos de una década de haber iniciado las subastas RER en el Perú, los detractores no esconden su sorpresa por la estrepitosa reducción de precios y funcionalidades de las tecnologías RER para participar activamente en el sistema eléctrico, pero ahora ya no es precio lo que les desagrada sino la supuesta incapacidad de los sistemas renovables de inyectar energía en el periodo de máxima demanda. Palo porque bogas palo porque no bogas. En el presente trabajo se presenta un análisis comparativo del coste de la energía renovable en el horizonte de 20 años frente al coste del Nodo Energético del Sur y el GSP, necesario para suministrarle gas barato. Asimismo, se incluye en el cálculo el coste de la energía eléctrica de procedencia diésel que se estima deberá inyectar el NES por el retraso de la construcción del GSP entre el año 2020 y 2028, según la información del COES, alcanzaría unos 51866 GWh.

Continue reading

SOBREOFERTA DIESEL, LA AMENAZA DEL NES Y LA OPCIÓN DEL NER

Los escándalos de sobornos y coimas para la obtención de contratos, desvelados por fiscales brasileños, condicionó los prestamos del sistema bancario a Odebrecht, empresa corrupta y corruptora, para proyectos de infraestructura en diferentes países. En el plano local, en agosto del año 2016, el Contralor General del Estado advirtió sobre la existencia de irregularidades en el proceso de concesión del contrato de licitación del gasoducto sur peruano, que ponían en riesgo la ejecución del mencionado proyecto. Entre las irregularidades indicadas destacan: la existencia de una oferta inferior del postor Gasoducto Peruano del Sur a la propuesta ganadora en 136 millones de dólares; un estudio económico-financiero que no sustentó adecuadamente las reservas de gas; la sospecha de que presuntos funcionarios involucrados pertenecerían a ProInversión y a Ministerios del gobierno de Ollanta Humala; además, se desestimó la propuesta de un participante en el proceso por criterios no especificados en las bases del concurso. En enero del año 2017, el incumplimiento del consorcio GSP en obtener el cierre financiero causó la paralización de la construcción del ducto de transmisión de gas desde los yacimientos de Camisea hasta las centrales térmicas del Nodo Energético del Sur, NES. El descubrimiento de corruptelas alrededor de la licitación y posterior anulación del contrato de construcción del GSP ha dibujado una nueva realidad en el sector energético peruano. Un antes y un después. Antes, se había posicionado la idea de la existencia de un exceso de sobreoferta de potencia en el SEIN, puesto que el GSP garantizaba la conversión de los 2000 MW del NES de diesel a gas. Después, un serio riesgo de imposibilidad de conversión del NES de diesel a gas, en al menos 5 años, desvela la amenaza latente de quemar combustible diesel, caro y muy contaminante, para la generación de energía eléctrica y con un previsible grave impacto en la competitividad sistémica del país. La paralización de la construcción del GSP hace realidad la sobreoferta de potencia. Sí, pero de potencia instalada diesel, ineficiente técnica y económicamente, innecesaria y peligrosa para los objetivos de crecimiento y seguridad económica del Perú. Por tanto, para minimizar la amenaza del NES a la estabilidad económica del país es imperativo reemplazar la energía generable en el NES por sistemas renovables, tanto gestionables – solar termoeléctricas, hidráulicas, biomasa y geotérmicas – como no gestionables optimizadas – eólicas y solar fotovoltaica con sistemas de almacenamiento, localizados en el sur del país.

Continue reading

DINAMISMO RENOVABLE O PARÁLISIS FÓSIL

 

En el Perú, el sector de generación eléctrica se encuentra en una situación de tensa espera. El Estado peruano es incapaz de aceptar el gravísimo error estratégico cometido, asociado a la construcción del Nodo Energético del Sur, NES, – un elefante blanco de magnitudes faraónicas a pagar por el usuario eléctrico funcione o no –, y se empecina en el rescate del proyecto del GSP, otra obra faraónica fósil para el suministro de gas natural al desahuciado NES diesel. El Estado peruano está dispuesto a subvencionar, con 7300 millones de dólares, el negocio privado de las empresas dueñas del NES. El efecto inmediato de la paralización de la construcción del GSP es el riesgo de funcionamiento del NES con diesel y la distorsión del comportamiento del mercado eléctrico spot, debido a un considerable incremento del precio de generación de energía eléctrica, a unos 200 $/MWh. Por otro lado, la conversión de diesel a gas natural del NES hubiera permitido asumir el esperado crecimiento de la demanda eléctrica nacional. Según datos del COES, el crecimiento promedio de la demanda eléctrica anual, entre el año 2011 y 2016, fue del 6,5%. En este sentido, los aproximadamente 16000 GWh que el NES debería suministrar al SEIN, se han desvanecido conjuntamente con el GSP. La única opción para cubrir el crecimiento de la demanda, en los próximos 4 años, es la integración de sistemas renovables de generación eléctrica – gestionables y no gestionables – a través de la convocatoria de subastas RER con carácter de urgencia. La parálisis del sector eléctrico, debido a un afiebrado e irresponsable optimismo fósil, se puede superar por el contrastado dinamismo renovable, sustentado en una constante disminución de precios de generación y capacidad de adaptarse a las exigencias de operación y gestión del sistema eléctrico. Continue reading

PROPUESTA CONCEPTUAL DE UN NUEVO GASODUCTO DEL SUR

El Gasoducto Sur Peruano, GSP, es un cadáver energético que el Estado peruano se dispone a resucitar a través de la Agencia de Promoción de la Inversión, Proinversión. Una actitud obsecuente y servil a los intereses económicos de algunas empresas del sector energético y de construcción de infraestructuras gasíferas. Incluso se ha conformado un Comité en Proyectos de Gas Natural que estará a cargo de la supervisión de los proyectos de transporte y distribución de gas natural, encargados a ProInversión. El Estado peruano, en lugar de aprovechar la oportunidad para replantear un proyecto energético, que permita suministrar energía a las grandes ciudades del sur y dinamizar su economía, pretende descaradamente construir un gasoducto para satisfacer la demanda del artificioso Nodo Energético del Sur. El Nodo Energético del Sur no tiene ningún interés práctico para el país sino dispone de un suministro garantizado de gas natural y cuya existencia sería muy difícil de sustentar sin la construcción del GSP. Las autoridades de la Región del Cusco disponen de la última oportunidad para hacer valer sus derechos y cumplir sus anhelos y esperanzas en relación a un recurso que es aprovechado en otras regiones del país. La primera acción de los habitantes del Cusco es rechazar el continuismo energético estatal y promover la concepción de un nuevo gasoducto, que no suministre gas al Nodo Energético del Sur sino a las grandes ciudades del sur. En este sentido, se presenta una propuesta conceptual de un nuevo Gasoducto del Sur que suministre gas, energía y modernidad a las grandes capitales del sur peruano: Cusco, Arequipa, Juliaca y Puno.

Continue reading

GSP : INGRESOS GARANTIZADOS Y CORRUPCIÓN POLÍTICA

La joven democracia peruana tiene el triste e infausto privilegio de contar con un insólito club de varios ex-presidentes encarcelados, en búsqueda y captura o con juicios pendientes por corrupción, malversación de fondos o delitos de lesa humanidad. El reciente encarcelamiento preventivo de la pareja presidencial, Ollanta Humala y Nadine Heredia, mientras se evalúa su participación en lavados de activos por recibir dinero para la financiación de la campaña electoral nacionalista por Odebrecht, profundiza la dimensión de corrupción que se despliega sobre el proyecto del GSP y plantea la necesidad de analizar la legitimidad de las decisiones adoptadas por gobiernos corruptos. A la inexistencia de un contrato concreto de suministro de gas natural y a la falta de un estudio económico-financiero, que no incluye estudios de demanda eléctrica final, la previsión de construcción de ramales secundarios para usos domésticos e industriales o para la creación de una industria petroquímica se añaden las sombras de una mafia política corrupta y corruptora, dueña de las riendas del Estado peruano durante 5 años, que impuso durante un lustro a diferentes Ministerios y Organismos del Estado sus desubicados e injustificados caprichos electorales.

Continue reading

EL CENIT DE PRODUCCIÓN DE CAMISEA

Los yacimientos de gas natural almacenan un recurso no renovable cuyo proceso de explotación corresponde a un patrón geológico muy conocido. En el Perú, se pretende convencer a la ciudadanía que los recursos nacionales de gas natural son infinitos. La descabellada idea plantea que simplemente hay que invertir miles de millones de dólares en gasoductos e infraestructura gasífera y, en consecuencia, el gas natural brotará del subsuelo peruano, en las cantidades esperadas. No consideran los seguidores de la teoría del gas infinito, mínimamente, la posibilidad de no encontrar los volúmenes de energía que sus premonitorios sueños fósiles revelan. Tampoco se realiza un análisis serio de la información que anualmente presentan los organismos nacionales responsables legalmente de recopilar la información asociada a la evolución de las reservas y producción de los recursos energéticos. Los datos existentes de los recursos gasíferos y producción nacional de gas natural indican sobre el grave riesgo de desabastecimiento en menos de dos décadas. Ante una probable situación de riesgo en el suministro de un recurso energético que representa el 65,5% de la energía primaria del país y el 73,6% del total de la energía comercial, en el año 2015, el país debería iniciar un proceso de transformación del modelo energético y sustitución del gas natural.

Continue reading

EL CHANTAJE DIESEL DEL NODO ENERGÉTICO DEL SUR

El 31 de marzo del 2017, en Lima, se realizó el Foro de debate “GSP y Nuestra Política Energética”. En el mencionado evento participaron representantes de empresas del sector del gas natural y del sector eléctrico como Engie Energia Perú, Gas Energy Latin America y COES-SINAC, así como ex Ministros y Vice-Ministros de Energía, con especial participación en la concepción del proyecto del GSP. Una curiosa coincidencia en el discurso de los participantes fue posicionar la idea del gravísimo impacto que tendría, en el coste de generación eléctrica y en la tarifa eléctrica, ya no la paralización de la construcción sino el simple retraso en la ejecución del GSP. Se pretende posicionar, en la opinión pública, el erróneo planteamiento que no existe ninguna otra solución técnica que permita evitar el funcionamiento de las centrales diesel del Nodo Energético del Sur, y por tanto, exigen que el Estado peruano asuma el injustificado gasto de 7 mil 348 millones de dólares en la construcción, operación y mantenimiento del GSP, cuyo principal objetivo es suministrar gas natural al Nodo Energético del Sur. El GSP suministrará gas de Camisea para su combustión en el Nodo Energético del Sur con una eficiencia del 50%. El gas natural no será industrializado, y por tanto, no se obtendrá un valor añadido en la industria petroquímica. Tampoco será masificado su uso en la grandes ciudades del sur peruano, Cusco y Arequipa, simplemente será quemado en unas supuestamente “eficientes” centrales térmicas con 50% de eficiencia. Un negocio privado subvencionado a través de la tarifa eléctrica por el Estado peruano. Simplemente, descaradamente ingenioso y sin un horizonte de beneficios reales para el usuario eléctrico.

Continue reading

ESCENARIOS ENERGÉTICOS POST-CAMISEA

En el año 2004, la llegada del gas de Camisea a la costa peruana significó el inicio del proceso de metanización del sistema energético peruano. La falta de visión y perspectiva estratégica del Estado peruano, y por tanto, su incapacidad de analizar y evaluar con seriedad las tendencias internacionales en el sector energético y las posibles futuras amenazas a la estabilidad energética y económica del país, le impide disponer de una estructura estatal de planificación y prospectiva energética a largo plazo para la generación de posibles escenarios energéticos futuros. La debilidad e incapacidad institucional del Estado, unido a su secular pusilanimidad y timidez en los procesos de negociación de las condiciones para la inversión extranjera, profundiza la desconfianza social en que el Estado sea capaz de generar e implementar los mecanismos, emprendimientos y políticas necesarias para transformar la realidad energética peruana, en un horizonte no muy lejano.

En cualquier Estado serio y moderno, la vergonzosa perdida de la capacidad de direccionar sus recursos naturales para garantizar el desarrollo integral y sostenible de sus conciudadanos, se consideraría como una gran tragedia. Sin embargo, en el Perú, se realiza una lectura adocenada de la perdida de soberanía de los recursos naturales, y se traslada a la opinión pública un sentimiento de imposibilidad de renegociación de los contratos, bajo el absurdo legal que los contratos son eternos, intocables e inmodificables. Sin pretender que los escenarios post-Camisea planteados sean definitivos, se presentan dos escenarios globales: un escenario de tendencia renovable, que garantice la transformación del actual sistema energético peruano; y un escenario de tendencia fósil, basado en la supuesta existencia de gas de Camisea por innumerables décadas.

Continue reading

GSP: SOBERANÍA NACIONAL y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA

Los análisis periodísticos sobre el Gasoducto Sur Peruano, GSP, se centran, fundamentalmente, en posicionar dos ideas: exacerbar los sentimientos ciudadanos negativos ante la corrupción de distintos gobiernos del Estado peruano y disuadir a la opinión pública sobre la necesidad de continuar la construcción del GSP hasta el Nodo Energético del sur. Desde otra perspectiva, los dos grandes problemas a abordar en relación al gas natural de Camisea son: la imperiosa necesidad de recuperar la soberanía nacional sobre los recursos gasíferos y la inviabilidad del GSP dentro de una estrategia energética sostenible. La paralización de la construcción del gasoducto, por causas ajenas al Estado peruano, exige analizar con seriedad la viabilidad técnica y rentabilidad económica del gasoducto, en un entorno de reducción de los precios de la generación eléctrica renovable, en las subastas renovables nacionales, y de la falta de descubrimientos de nuevas reservas de gas natural.

Continue reading

CASANDRA Y EL GAS NATURAL DE CAMISEA

En agosto del año 2004 se inició la explotación del gas de Camisea con la llegada a la costa del ducto de transporte de gas. En algunos meses se cumplirán 12 años de un acontecimiento histórico para el sector energético peruano. Este hecho amerita un análisis detallado de la evolución y predicción de la producción y de las reservas de gas natural en el Perú. En una perspectiva de agotamiento de recursos fósiles, el futuro de gas natural en el Perú implica plantear un discurso de difícil aceptación en una sociedad temerosa de enfrentarse a una situación de grave riesgo de colapso social y contraria a un futuro color rosa ficticiamente creado en el imaginario colectivo. En la mitología griega esa desconfianza a la posible existencia de una situación futura de riesgo grave se representó en la ciudad de Troya, cuya infausta destrucción derivó en la aparición del síndrome de Casandra. Incredulidad y desconfianza ante posibles situaciones de riesgo.

Continue reading